St. Andrews Babies

El origen

“…ese es lugar ideal para nuestra hija donde además va a aprender ingles sin darse cuenta…”

Esta fue la conclusión a la que llegaron María Luisa La Torre y su marido Juan Carrasco.

En el año 2014, debido a sus obligaciones laborales, Maria Luisa y Juan tenían que buscar un centro donde matricular a su hija pero, a medida que más visitas realizaban a centros de educación Infantil más crecía su convencimiento, no encontraban el lugar ideal para su hija. Del perfil como educadora y psicopedagoga de ella y del carácter emprendedor de él, nació en el año 2015  St. Andrews Babies Nursery School

Desde entonces han abierto dos centros propios que les ha permitido disfrutar de su pasión por la educación y adquirir un profundo conocimiento del sector. No obstante, con el objeto de poder transcender el proyecto inicial y hacerlo llegar a mayor número de familias posible, en marzo de 2020 dan un impulso a su modelo de negocio adoptando la figura de franquicias de centros de educación infantil de 0 a 3 años monolingües en Inglés, que les permite  acometer este nuevo crecimiento y expansión siempre bajo el respeto a sus valores, su forma de hacer, su imagen de centro y la máxima que les guía: el cariño, afecto y atención a nuestros pequeños. 

Es por todo ello que su propuesta no puede ser otra que: 

“To create the best conditions for the growth of our children”

Ven, tu viaje empieza con nosotros.

nuestros valores

En St. Andrews Babies además de promover el desarrollo creativo de las capacidades, destrezas y habilidades propias de la edad infantil, se establece como uno de los principales objetivos alcanzar un bilingüismo activo por parte de los niños y niñas que acuden a sus aulas.

El juego es la base de nuestro proyecto educativo puesto que es el principal instrumento que se debe utilizar para contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños/as. Mediante diferentes tipos de expresión como la música o el teatro, la iniciación a la tecnología a través de la informática y otras actividades con la participación materna y paterna contribuimos a crear un ambiente acogedor y estimulante en el que el niño es el protagonista de nuestro proyecto de excelencia educativa.

El material se presenta de una manera divertida y dinámica usando diversos medios y canales como psicomotricidad, baile, títeres, etc, para reforzar el aprendizaje. Los niños están en una etapa excepcional de sus vidas en la que pueden adquirir fluidez, vocabulario y aprender a expresarse en inglés con la misma facilidad que en su lengua materna. Nuestro proyecto educativo se realiza utilizando el idioma inglés el 100% del tiempo de permanencia del alumno en el centro.

N

Bilingüismo activo

N

Aprendizaje a través del juego

señas de identidad

Nuestra seña de identidad radica en el uso del idioma inglés como única lengua en todas sus aulas. Con una metodología basada en el desarrollo de la inteligencia emocional, la estimulación temprana y el contacto con los padres son algunas de nuestras prioridades, por lo que proponemos un estilo transparente en el que los niños puedan ver a sus padres y jugar con ellos dentro del aula.

El equipo de St. Andrews Babies está formado por profesionales altamente cualificados y con experiencia en el cuidado y atención de niños/as, especialmente en edades de 0-3 años.

Hacemos realidad un aprendizaje de calidad.

La estimulación temprana facilita el desarrollo y el aprendizaje, por lo que una exposición a un segundo idioma, produce y refuerza las conexiones neuronales que con el tiempo permitirán su completo desarrollo.

Estimulación temprana

Alta cualificación de profesionales

Desarrollo de inteligencia emocional

objetivos

Nuestra misión consiste en facilitar al niño la estimulación necesaria para aprovechar su capacidad innata de aprender y desarrollar la seguridad y confianza en sí mismos, necesarias para asimilar nuevas habilidades y conocimientos, así como su curiosidad y capacidad de descubrir.

Al mismo tiempo perseguimos que el niño sea capaz de entender y comunicarse en el idioma inglés de una forma natural. Por ello, la metodología se vertebra en torno al aprendizaje del inglés por parte del niño/a de forma análoga a la adquisición de la lengua materna: la vernácula de todos los centros será el inglés, presentándose todos los contenidos en este idioma, incluidas las conversaciones cotidianas y cualquier otro acto de comunicación que defina la vida natural del aula. De esta forma se les irán presentando palabras y frases que actúan como base de su aprendizaje.

Se favorecerá el desarrollo afectivo y la creación de nuevos vínculos y relaciones, así como que los niños elaboren una imagen positiva y equilibrada de sí mismos y adquieran autonomía personal.

Se facilitará el descubrimiento de las posibilidades del cuerpo y del movimiento y los hábitos de control corporal.

Se promoverá el desarrollo de la comunicación y de la representación en distintos lenguajes, las pautas elementales de convivencia y relación social, así como el descubrimiento de las características físicas, sociales y culturales del medio.